Anillos de compromiso con diamantes de laboratorio

Il y a 6 des produits.

Affichage 1-6 de 6 article(s)

Filtros activos

Anillos de compromiso con diamantes de laboratorio éticos

Cada vez son más las personas que apuestan por un diamante artificial para acompañar su anillo de compromiso, algunas de las razones son las siguientes:

· Es una opción más económica

· Su procedencia ética y responsable

· Poder escoger un diamante más grande en comparación a un diamante natural

Esta alternativa menos tradicional nos permite poder seleccionar un diamante de un quilate por ejemplo por un precio bastante inferior del que costaría un diamante natural. También hay que tener en cuenta que su valor en el mercado es bastante inferior, pero sin duda puede ser una alternativa para mucha gente y seguramente es una tendencia que cada vez irá creciendo más a medida que vayan pasando los años.

Diferencias entre anillos de compromiso con diamante artificial y natural

A simple vista ni un experto podría ver la diferencia entre un diamante natural y uno artificial, sus características son iguales, la diferencia procede en su origen y su valor. Los diamantes naturales requieren de millones de años para formarse y sus unidades son limitadas, es por ello que su valor es mucho mayor, sobretodo en aquellos diamantes que son más grandes (a partir de un quilate podemos apreciar una diferencia de precio notable, entorno a 3.000 - 5.000 €, dependiendo de la calidad y la situación del mercado). Para ver esta diferencia necesitaremos de una maquina especializada que nos dirá su naturaleza.

Ventajas e inconvenientes de un diamante artificial o de laboratorio respecto un diamante natural

La primera ventaja es obvia, el precio, un diamante artificial es bastante más económico que un diamante natural, sobretodo mayor será la diferencia de precio cuanto mayor sea el tamaño del diamante. Esto hará que por un mismo presupuesto podamos escoger un diamante de mayor tamaño o podamos reducir nuestro presupuesto inicial para el anillo de pedida.

La segunda ventaja es relativa, la procedencia ética de los diamantes, es verdad que hoy en día siguen habiendo muchos diamantes de procedencia irregular o no ética, por no decir la gran mayoría, conocido popularmente como diamantes de sangre, donde hay trabajo infantil, condiciones poco éticas, conflictos, etc. Pero por ejemplo, en Staring todos los diamantes naturales también son de procedencia ética, ya que forman parte del popular y exclusivo grupo Responsible Jewellery Council que garantiza que tanto los diamantes como de los metales precioso empleados para hacer los anillos de compromiso proceden de zonas protegidas y bajo condiciones éticas y seguras.

El primer inconveniente que nos encontramos es su valor inferior, un diamante artificial tiene aproximadamente (dependiendo del tamaño y la calidad) un 70 % menos de valor respecto a un diamante natural, que puede incluso subir su valor con el tiempo, tal y como ha sucedido a lo largo de los años. De hecho con el paso de los años y los avances en el sector lo más probable es que el valor de los diamantes artificiales vaya decreciendo ya que será más fácil su producción.