News & Blog

Joyas, sostenibilidad y derechos humanos
By marzo 27, 2018 0 Comment

Joyas, sostenibilidad y derechos humanos

Cada vez son más las personas en todo el mundo que valoran la responsabilidad social que está detrás de una marca. Esto incluye el lugar donde se fabrica, las condiciones laborales de los empleados o, por ejemplo, o el cuidado por los aspectos medioambientales.

En algunos sectores, como en el de la joyería, los consumidores son más exigentes, especialmente por dos razones. En primer lugar, por el valor, tanto económico como emocional, que está detrás de estas compras y, en segundo lugar, por la preocupación de la procedencia de los diamantes u otras piedras preciosas que se incluyen en el diseño de estas joyas.

La denominada cadena de valor en este sector se inicia en las minas donde se extraen los metales o las piedras preciosas, las condiciones laborales y medioambientales de las personas que trabajan en su extracción, hasta el proceso de producción y, finalmente, su comercialización en el punto de venta.

Para ofrecer respuesta a esta demanda creciente de muchos clientes se creó, hace algunos años, la asociación The Responsible Jewellery Council (RJC), del que forman parte todas aquellas marcas de joyería en el mundo que cumplen con unos determinados estándares para una cadena de suministro responsable y sostenible.

Marcas como acredo (EGF), distribuida en España por la firma Staring, son miembros de pleno derecho de esta asociación.

Todas las compañías que forman parte del RJC comparten un objetivo común: adherirse y hacer cumplir las normas para una cadena de suministro global responsable: desde la mina hasta la venta del producto al cliente final.

Así, todos los metales utilizados por la marca acredo, como el oro, el platino o el paladio, provienen, exclusivamente, de empresas que cumplen con los requisitos de esta asociación, incluyendo unas condiciones de trabajo adecuadas, el cumplimiento de aspectos relacionados con los derechos humanos, la realización de prácticas comerciales éticas y la responsabilidad medioambiental.

Por su parte, los diamantes utilizados en todos los diseños de la marca acredo provienen de proveedores que cumplen con las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Así, detrás de un anillo de compromiso o unas alianzas de boda de la marca acredo, no solo hay una joya única, símbolo de una particular historia de amor, sino también el amor por las personas, el trabajo responsable y por nuestro planeta.

Para obtener mayor información del tema podéis visitar la página https://www.responsiblejewellery.com/

Leave your thought