Diamantes en los anillos

diamantes

La tendencia actual es la de incorporar un diamante o varios diamantes en la alianza de boda de la mujer. En internet podemos encontrar infinidad de información acerca de los diamantes. Aquí vamos a intentar explicar lo más relevante que nos ayudará en la elección de nuestras alianzas con diamantes.

Lo importante es conocer cómo se clasifican los diamantes, para ello tenemos que barajar cuatro factores: el peso, la pureza, el color y la talla (ver gráfico). Esto hace que cada joya sea prácticamente única e irrepetible. Se calcula que hay hasta 12.000 combinaciones posibles.

La denominación más habitual en Europa proviene de la escala escandinava, siendo los diamantes de mejor calidad, por este orden: River, Top Wesselton y Wesselton.

Cuando los diamantes son pequeños el precio varía muy poco, pero por ejemplo en un diamante de 1,0 quilates el precio puede variar en un porcentaje muy importante, como se puede ver en el siguiente ejemplo (modelos disponibles de la marca acredo en www.staring.es).

Es muy importante exigir un certificado de diamante, que garantiza su calidad y autenticidad. Este certificado es una evaluación oficial donde se detallan las diferentes características distintivas de un diamante, como su “ADN”, donde se indica, entre otros, la dimensión, la claridad o la simetría.

Hoy en día dos de los líderes más importantes en esta industria de la calificación de diamantes son la Gemological Institute of America (GIA), que se ha convertido en el estándar internacional más reconocido para la calificación de diamantes y la Internacional Gemological Institute (IGI)

En un reciente artículo publicado en la revista magazine (La Vanguardia 20.07.2014) se indicaba que el consumo de diamantes se intensificará en los próximos años, pudiendo provocar un aumento brusco de los precios de los diamantes en los próximos años. Aunque hacer previsiones sobre el futuro siempre es muy arriesgado.

Ver alianzas de boda con diamantes